Agenda: Las rutas de la tecnología

Analizaremos las implicaciones del colonialismo digital en nuestras vidas, mapeando las rutas de producción de tecnología en diferentes niveles.

Concebimos la tecnología como un ensamblaje de materialidades, normas, flujos, actores, prácticas, territorios, cuerpos y subjetividades: algo indisolublemente relacionado con lo que somos, pensamos y sentimos. En muchas comunidades indígenas y no urbanas, el respeto por la naturaleza, el apego a la tierra, la preservación de la memoria y las tradiciones, los objetivos compartidos y una organización fuerte son cruciales para sobrevivir. Sin embargo, estos imaginarios no son compatibles con la racionalidad tecnológica dominante y corporativa que se aprovecha de la vida y el entorno de las personas y produce narrativas que separan la tierra, la gente y sus afectos. Para estas comunidades, el colonialismo digital, la datificación del yo y la captura de la vida producen pobreza, exclusión, pérdida de recursos naturales y, en algunos casos, muerte. En este taller nos gustaría analizar las implicaciones del colonialismo digital en nuestra vida cotidiana y en relación con nuestras culturas tradicionales. Mapearemos las rutas de producción de tecnología y ubicaremos nuestro lugar en esa red de relaciones, recursos, narrativas, agentes, territorios, cuerpos y subjetividades.

Enmarcaremos estos flujos dentro de un sistema sociotécnico que incluye la extracción de minerales y los efectos sobre la tierra y los territorios, el consumo de energía, mano de obra explotación y derechos laborales en las maquilas, basureros tecnológicos y afectividad. ¿Cómo imaginar marcos y modelos alternativos de desarrollo tecnológico que sean respetuosos con los derechos humanos, las tradiciones comunitarias y el ambiente? ¿Podemos considerar los derechos de la naturaleza tan importantes como los derechos humanos al hablar del impacto de la tecnología en nuestras vidas? ¿Cómo podría un modelo alternativo de desarrollo tecnológico contribuir a la creación de narrativas significativas para las comunidades indígenas, no urbanas o “alternativas”? ¿Cómo podemos imaginar otros futuros, en los que el avance tecnológico esté más cerca de sus territorios, cuerpos y subjetividades?

Idioma: Castellano